sábado, 3 de octubre de 2015

ORACION PARA ENCENDER LAS VELAS POR SOLANGE



*** AMIG@S MI@S COMPARTO DEL MURO DE SOLANGE MARIN UNA BELLA ORACIÓN PARA ENCENDER LAS VELAS Y COMO APRENDER A LEERLAS, ES UN EJERCICIO INTERESANTE PARA HACER ESTE FIN DE SEMANA Y DESARROLLAR NUESTRAS HABILIDADES, POR FAVOR GUARDEN IMPRIMAN Y COMPARTAN, DIOS LES BENDICE, GRATITUD INFINITA  ***
 
Oración para encender las velas !
Señor y Dios nuestro, Padre de nuestras vidas y alfarero de nuestro barro:
Encendemos esta vela  Como signo de nuestra actitud vigilante ante tu llegada.
No dejes de derramar tus dones en nuestra Iglesia, para que aguardemos con esperanza la llegada de tu Hijo  y sepamos manifestar al mundo la riqueza de tu bondad.
Como San Pablo, queremos continuar nuestra carrera con alegría  y vigilancia para alcanzar a Cristo Jesús  del mismo modo que él nos alcanzó a nosotros. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


Aprende cómo leer las Velas !
Son muchas las personas que desean conocer cómo funciona la magia de las velas en sus rituales, siempre nos intrigan la forma como arde, la velocidad a la que se consume, si “llora” o no, los restos que quedan en el plato una vez consumida, entre otras cosas, por eso hoy quise traerles información variada sobre la interpretación de las velas, sin dudas es algo referencial porque el primer mensaje que nos llega cuando las vemos, dependiendo de nuestra conexión espiritual ya nos dice qué significa y hacia donde van las cosas, sin embargo al principio sirve de guía y a medida que vayamos desarrollando la intuición no necesitarán estar leyendo interpretaciones porque ustedes mismos sabrán qué les están diciendo.

Lo primero es centrarnos en la observación de la llama y procurar que en el lugar sólo exista la luz de las velas, respiraremos hondo y formularemos la pregunta que queramos, deben cuidarse las corrientes de aire que siempre alteran el resultado.

Adivinar a través del movimiento de las llamas
Si la vela se mueve a la izquierda: Indica no consecución de hechos, proyectos e ideas. Es una respuesta negativa a nuestra pregunta. Indica contrariedades, adversidad y desánimo. Falta de amor y soledad.

Si la vela se mueve hacia la derecha: Cambios y acontecimientos positivos. Reconciliaciones en el amor, en relaciones, parejas y familias. Mejoras en la salud, ascensos, fuerza y vitalidad. Es un Sí como respuesta a la pregunta.

Movimiento en zig zag o espiral de la llama de la vela: El zig zag inquietante de una vela nos advierte de la necesidad de mantener una cierta cautela, especialmente en la relaciones con los demás. Advierte el surgimiento de enemigos, de tramas y recomienda abrir los ojos e interiorizar. Indica falta de apoyos, en la economía la falta de avales.

Adivinar según el tamaño de las llamas de las velas
Hacemos referencia ahora a las crecidas y decrecidas de la llama de la vela, siempre y cuando sea algo de forma natural, sin agentes externos que interfieran.
Aumento de la luminosidad de la llama: Indica la presencia de energía y advierte de los peligros procedentes de asociaciones no convenientes o de malos consejos. Sugiere de nuevo la interiorización, el replanteamiento de proyectos y circunstancias.

Elevación repentina de la llama: Es un buen augurio y hace una indicación a un golpe de suerte para el consultante en aspectos de su vida en los que no cree demasiado. Mejoras y honores en el campo laboral y en todo los aspectos.

Elevación repentina de la llama seguida de un descenso: Es una posición de advertencia que conviene tener muy en cuenta puesto que nos avisa de que debemos tener cuidado con todo lo que hemos conseguido, puesto que las cosas igual que han llegado, pueden irse. Es símbolo de situaciones delicadas y altibajos. En el amor señala altibajos, será mejor evitar discusiones que no lleven a ninguna parte.

Crepitaciones y chispas en las velas
La crepitación, cuando empieza a ser más constante de lo habitual, nos habla de problemas especialmente en el terreno emocional. Si a esta se le añade el surgimiento de las chispas, indican surgimiento de errores y fallos, tanto en la consecución de objetivos como en las relaciones.

Si aparece mucho humo al quemarse la vela
Avisa de la llegada de momentos de enturbiamiento, especialmente a nivel mental y de percepción. No es un buen augurio.

Si se extingue repentinamente la llama de la vela
Si hemos hecho una pregunta, la respuesta es un NO rotundo. Avisa de fracasos, de trabajos que se nos han cortado y de mucha negatividad en el lugar.
Existen métodos incluso en los que las velas se utilizan para leer el futuro, pero en el caso de la Magia de las Velas, su interpretación nos servirá para saber cómo funciona nuestro trabajo, tanto si algo va mal, como si algo va bien. La vela representa al ser humano, la cera al cuerpo físico, la mecha a la mente y la llama al espíritu, por ello a través de la observación de su evolución cuando se quema podemos ver e intuir los resultados, y al disponer de un numero grande de velas llenas e impregnadas de nuestra energía, tendremos también delante nuestro un magnífico libro de interpretaciones.

La forma de su llama, el tamaño, los movimientos y su color, expresan diferentes cosas. Pero vayamos por partes y veamos sus significados:
• La cera ha formado en los laterales una montaña de lágrimas.
Significado: Observar su apariencia, muchas de las veces podemos ver una virgen o una figura angelical. Resultado positivo.
• La cera ha formado en los laterales unas formas puntiagudas, como espinas (no lunas). Significado: Dificultades, existen energías contrarias a nuestros intereses.
• En la fuente, plato o base se forman con la cera unos racimos de uvas. Significado: Todo va bien. Prosperidad. Salud.
• En la fuente, plato o base se observan caras o dibujos de animales. Significado: Tenemos poca fuerza, hay poca visualización.
• En la fuente, plato o base se han desprendido trozos de vela enteros con formas de luna. Significado: Si miran los cuernos a la izquierda existen fuerzas ayudándonos, pronto habrá una respuesta.
Si los cuernos de la luna mira a la derecha algo nos está impidiendo nuestra petición.
• Fuera de la fuente, plato o base encontramos trozos de cera.
Significado: Observar con detenimiento el trozo/s, podremos intuir si lo que se ha desprendido nos sugiere algo positivo o negativo. En trabajos para combatir el mal, es muy positivo observar si lo desprendido representa cosas malignas, lo que nos anuncia que estamos rompiendo el mal.
En cambio en los normales, el significado es contrario, si la cera representa el bien quiere decir que todo va bien, mientras que si el resto desprendido nos parece feo o desagradable, algo no funciona o existen resistencias.
• La mecha a pesar de quemarse es alta.
Significado: buenas vibraciones, existen fuerzas que nos ayudan.
• La mecha esta normal.
Significado: Proceso lento.
• La mecha está muy corta.
Significado: Algo va mal, falta energía.
• La llama esta alta.
Significado: Muy positivo.
• La llama está muy pequeña.
Significado: Negativo
• La llama chisporrotea.
Significado: Algo va mal.
• La llama se apaga (no tiene que haber corriente de aire, nunca en la habitación).
Significado: Debemos iniciar otra vez la novena y replantear nuestros objetivos.
• La llama es azulada.
Significado: La mente de la persona a la que trabajamos recibe nuestro mensaje.
• La llama es amarilla.
Significado: Falta energía, la persona/s trabajada no reciben o rechazan nuestra energía.
• La llama es brillante y roja.
Significado: Resultados inmediatos.
• La llama es blanca.
Significado: Seres superiores acuden en ayuda de la persona/s.
• La llama contiene dos colores.
Significado: Unir los significados anteriores.
• La llama chisporrotea.
 
Significado: Algo va mal.
Estos son las situaciones y significados más importantes y comunes que podemos hallar haciendo un ritual, petición o novena, por supuesto a medida que vayamos aprendiendo y conociendo los resultados, podremos añadir nuevos significados personales, en este caso y como en todo, la experiencia nos ayudará a conocer las posibles interpretaciones de las velas.
A veces es posible que las velas ardan sin expresar nada, no cae cera y se consumen de forma entera, el significado que yo suelo darle es más bien negativo, pero no en cuento a la realización de la petición, sino a mi preparación y predisposición en el acto, lo remedio normalmente en la próxima sesión (cuando reponga las velas). Cuando se consumen completamente sin dejar residuos, en mi opinión hace falta prender otra porque no fue suficiente energía para cerrar la petición.
También en este caso el significado puede ser que aquello que estamos pidiendo ya esté resuelto o en vías de resolver-si hay necesidad se podrá hacer ritual o novenas.

Otras interpretaciones
Abandono: La llama arde con debilidad y frecuentemente se apaga.
Abatimiento: Es baja y en ocasiones llora.
Aceptar: La llama es nítida y crece.
Acertar: Es limpia y aumenta de tamaño.
Agredir: La llama chisporrotea y a veces desprende humo oscuro.
Ambición: La llama dobla su tamaño. Si se trata de un anhelo sano es nítida.
Ambivalencia: Baja y oscilante.
Amistad: El fuego prende bien. Es claro y se agranda si ese sentimiento a ser duradero.
Amor: La llama coge sin problemas al primer intento. Será nítida y ascenderá con fuerza si se va a ser correspondido.
Angustia: La vela llora, desprende humo oscuro o puede chisporrotear.
Aumentar: El fuego dobla su tamaño, siendo nítido y muy brillante.
Autorizar: Es nítida y crece.
Avaricia: La llama chisporrotea, se consume rápidamente y en la punta de la mecha se acumulan unas bolitas de grasa. A veces el fuego da vueltas en forma de espiral.
Bebida: La vela llora, se extingue rápidamente y su llama puede llegar a desprender chispas o humo.
Beneficio: La flama es limpia y se desarrolla
Boda: Prende sin problemas, dobla su tamaño nítidamente e incluso se llega a observar un tono más brillante en la punta.
Bondad: La llama es clara y crece. En el centro adquiere una coloración azulada.
Cambio: El fuego es nítido y aumenta de tamaño si la transformación es positiva.
Lágrimas de las velas tienen un significado e interpretación
Es algo más concreto que el anterior, basado en la paciente observación de la cera de la vela, cuando uno realiza:
No solamente rezar o realizar un ritual y irse a descansar – es importante tomarse un tiempo de 20 minutos para ver cómo se van quemando las velas, al observarla puede ser o no que comiencen a caer lagrimas lo que tiene su significado, en concreto, de fijarnos muy bien en cómo se va desprendiendo mientras dura el proceso de combustión. Aunque las respuestas tardan algo más en producirse, no por ello sus indicaciones y consejos son menos enriquecedores.

Este fenómeno heredado de la antigua lectura de la grasa de las antorchas, se le conoce como “lágrima de una vela” o “llanto de la vela”. Las gotas de cera derramadas indica la condensación energética de las cargas ambientales que recibe la vela de su entorno, transformadas en gotas susceptibles de ser interpretadas, tanto es así que, en función de cómo sea la lágrima o gota y de por dónde caiga y cómo lo haga, el mago interpretará de una u otra manera una consulta.

Las gotas o lágrimas derramadas por las velas nos revelan cómo está funcionando el ritual o petición que estamos realizando.
–Lágrima a la derecha: solución positiva
–Lágrima a la izquierda: solución negativa
–Lágrimas con cambios de dirección: la solución no está clara, se deberán buscar más apoyos
–Varias lágrimas forman una grande: cúmulo de situaciones conflictivas, se aconseja buscar apoyo. Si va después a la derecha se podrá solucionar, si va a la izquierda no.
–Una lágrima grande se divide en varias direcciones: como la anterior, el problema se irá solucionando, mirar las direcciones.
–Las lágrimas descienden por el centro de la vela: solución a las peticiones después del conflicto.
–Las lágrimas caen hasta la base efectuando pausas: hay inconvenientes durante el proceso, falta de apoyo.
–Las lágrimas bajan rápidamente hasta la base: solución rápida a los problemas.
–Lágrimas detenidas en el centro: Estamos ante una respuesta muy rápida y concreta que nos dice que el consultante llegará al fin de los problemas ya que obtendrá soluciones rápidas a todos los temas pendientes.
Normalmente una vela tarda unas cuatro a cinco horas en consumirse. Si estamos en casa y no vamos a salir, podemos dejar que se consuma totalmente. Si llevamos un poco de prisa, la encendemos durante un rato y cuando vemos que empezamos a sentirnos bien, la apagamos. Lo mejor es tomarse este breve ritual con tranquilidad, tratando de concentrarse en el fin que queremos conseguir. Cuanto mejor lo hagamos, mejores resultados nos dará.
No hay que dudarlo demasiado, si tenemos un mínimo de confianza en ellas, encender la vela adecuada nos ayudará a que nuestros buenos deseos se conviertan en realidad. Acudir a la magia de las velas es un acto simple y al mismo tiempo poderoso que nos ayudará a cambiar lo que no nos gusta y a conseguir lo que esperamos. Si queremos puede ser muy sencillo: todo consiste en encender una vela.
Fuentes: astrologamundial.es.tl, dondejanet.com, las velas en la nueva era, puntmagicbarcelona.com


1 comentario:

mercedes valdenegro soto dijo...

hola estuve leyendo ,,sobre las velas es interesante ,,usted me prodria decir cuando la vela se consume totalmente sin tirar ninguna lagrima quedan la pura mecha ,,q significa ¿¿¿¿¿¿